Make your own free website on Tripod.com

Comisión Vida, Justicia y Paz

RESEÑA HISTORICA Y ANTECEDENTES DE LA
COMISION ARQUIDIOCESANA VIDA, JUSTICIA Y PAZ

La Comisión Vida, Justicia y Paz es la encargada de ejecutar el programa de Derechos Humanos que realiza la Arquidiócesis de Cali.

El programa de Derechos Humanos de la Arquidiócesis de Cali, ha venido evolucionando desde 1992, cuando inició con un trabajo de promoción y respeto a los derechos humanos, pasando por el compromiso de iglesia con las personas afectadas por la violencia hasta llegar al acompañamiento en la elaboración del duelo por parte de las víctimas y el proceso de construcción del nuevo proyecto de vida que inician en esta ciudad.

El programa de Derechos Humanos de la Arquidiócesis de Cali financiado por Misereor se ha desarrollado en las siguientes fases ha permitido trabajar durante los últimos años en el estudio de la problemática social y de las causas generadoras de la violencia en la jurisdicción Arquidiócesana, a través de cuatro líneas de acción que cubren diferentes aspectos en la atención de las víctimas de la violencia dentro del conflicto que actualmente vive Colombia.

Se desarrollaron procesos de investigación desde la acción participativa, la formación en la acción y la vivencia comunitaria con familias desplazadas por la violencia que llegaron a Cali a aumentar los cinturones de miseria en los barrios mas empobrecidos de la ciudad.

La sociedad ajena a este fenómeno pudo VISIBILIZAR y la problemática del desplazamiento y a través de la publicación “Entre el miedo y la pobreza” que se realizó en 1997 dio lugar a desarrollar una serie de propuestas en coordinación con las parroquias y grupos comunitarios.

La comisión realizó un acompañamiento interinstitucional, a través de la promoción del grupo que conformaría el comité de atención a la población desplazada tratando de que el estado asumiera su responsabilidad en estos programas de atención.

La educación para la solidaridad, la democracia y la convivencia permitió un acompañamiento a los procesos de formación en Derechos Humanos que la Fundación Universitaria Lumen Gentium abrió para docentes de colegios, universidades y grupos parroquiales en sus programas de cualificación y especialización en Cali, Buenaventura, Yumbo, Restrepo y Jamundí, donde se conformaron equipos de multiplicadores para el trabajo directo con la comunidad. Igualmente, se desarrolló un proceso de sensibilización con estudiantes de último grado de secundaria de diferentes colegios de Cali, lo que permitió un mayor acercamiento de estos a las comunidades afectadas por la violencia y un amplio intercambio cultural.

Se reafirmó el compromiso por la paz y el trabajo por la vivencia de los derechos humanos; entendiendo que la paz sólo se aclimata en condiciones de justicia y de verdad donde los derechos humanos fueran posibles en los empobrecidos.

Las actividades se enmarcaron dentro de las siguientes acciones:

CONFRONTAR la actual cultura sobre el derecho.

Con el proyectó se adelantaron procesos de conceptualización sobre el derecho, donde este se entendiera como la posibilidad que tiene el ser humano para desarrollar sus facultades.

El proceso de formación que se adelantó en la ejecución del proyecto inició con el análisis de realidad, la formación en la acción y el proceso organizativo que permitiera la ejecución de un plan de intervención para la vivencia de los derechos humanos de acuerdo a las prioridades detectadas, según la siguiente clasificación:

TRANSFORMAR

Los programas de atención a las víctimas de la violencia o de la violación de los derechos humanos contaron con un elemento pedagógico adicional que permitió ir más allá de la tolerancia y de la democracia para llegar al compromiso con el otro desde el amor misericordioso de la solidaridad y en la discusión, toma de decisiones y búsqueda de soluciones a partir de la participación.

Esta acción nos permitió mostrar cómo la visión cristiana de la persona humana y las circunstancias actuales en que se desenvuelve la vida social nos urgía a construir una cultura de la solidaridad y de la participación ciudadana más acorde con el reino de Dios.

VIVENCIAR y hacer posible el derecho para que las facultades del ser humano le permitan el desarrollo como persona.

Los procesos de confrontación y transformación permitieron que las comunidades se puedieran comprometer en el desarrollo de programas para la administración de los derechos a través de proyectos que hagan viable los planes de intervención en los cuatro grupos (protección a la vida, reconocimiento, realización de la persona y protección jurídica-participación ciudadana) de los derechos humanos.

Insistimos en la necesidad de trabajar por proyectos para asumir una tarea viva en permanente construcción y organización donde las comunidades se responsabilizaran y se apropiaran de sus procesos de relación , acción, retroalimentación.

CELEBRAR los espacios que se van estructurando, consolidando, las condiciones que van ofreciendo rasgos de una nueva cultura de los derechos. El ser imagen y semejanza del creador con facultades que nos permiten gozar, transformar, administrar, contemplar, recrear, imaginar..., y dar gracias por el re descubrir y el crecer comunitariamente y manifestando dimensiones de gratuidad y descubrir a los otros con nuevas dimensiones en la línea de promover la cultura de los Derechos Humanos, al servicio de la paz como un derecho síntesis, mediante procesos participativos que vincularan, en círculos cada vez más amplios, personas, saberes, experiencias y fortalecieran la organización comunitaria. como posibilidades de compromiso solidario y misericordioso con el otro.
 

Desde 1995

OBJETIVO

Promover, formar y proteger en derechos humanos a partir de la visión socio-política de la Iglesia Católica, desde la realidad concreta de colegios y comunidades organizadas, pretendiendo la consolidación de un cristiano éticamente comprometido en los procesos comunitarios y sociales.

LINEAS DE ACCION

Area de Comunicación: informar, motivar y educar a través de los medios de comunicación.

Area Jurídica: orientación en la presentación de acciones y recursos.

Area Pedagógica: fundamentación filosófica, política y teológica en derechos humanos.

Intersectorialidad: concertación con instituciones, Ong´s, comités, proyectos.

FUNDAMENTACIÓN

La fundamentación jurídica de los derechos humanos se encuentra en la Declaración Universal, Se brindó asesoría jurídica como mecanismo de protección de los derechos violentados a las víctimas.

Se acudió a la concertación para fortalecer la sociedad civil y la defensa de los derechos fundamentales.
 

EN EL 1996-1999

OBJETIVOS

Comprometer, mediante procesos participativos que vinculen, en círculos cada vez más amplios, personas, saberes, experiencias, que fomenten la organización comunitaria.

LINEAS DE ACCION

Promover la vivencia de los derechos humanos: entender, manejar y superar el conflicto, crear alternativas y espacios de convivencia.

Educación para la convivencia: estimular la cultura de la solidaridad y la participación que posibilite la construcción de un mundo más acorde con el Reino de Dios.

Atención a las víctimas de la violencia: Compromiso con el más necesitado.

Coordinación intraeclesial e interinstitucional: identidad del trabajo de la Iglesia Católica en los programas de educación para la paz y atención a las víctimas de la violencia.

SERVICIOS

Videoteca, centro de documentación, auditorio, librería, sala de lectura.

FUNDAMENTACIÓN

La igualdad entre los seres humanos en su dignidad, por ser creados a imagen y semejanza de Dios, se afianza y perfecciona en Cristo. Por lo tanto Cristo, Dios y persona, es la fuente más profunda que garantiza la dignidad de humanidad y de sus derechos.
 

EN EL 1999-2002

OBJETIVOS

Construir espacios de reconciliación en procesos que convoquen múltiples sectores comprometidos en hacer posible la paz para acercarnos a la verdad, comprometernos con amor y actuar con justicia.

LINEA DE ACCION

Las acciones deben ayudar a descubrir el potencial que tiene el ser humano y crear el compromiso de actuar en procesos de convivencia y el fortalecimiento de la sociedad civil en torno a la vivencia de sus derechos.

Confrontar: desarrollar la capacidad de conocer para acercarnos a la verdad.

Celebrar: dar gracias a Dios para re-hacernos como personas y como comunidades.

Transformar: se requiere buscar nuevas posibilidades y prepararnos para el cambio.

Vivenciar: Dios confió la tierra y sus recursos a la administración común de la humanidad para que tuviera cuidado de ellos, los dominara mediante su trabajo y se beneficiara de sus frutos.

SERVICIOS

Videoteca, centro de documentación, auditorio, librería, sala de lectura.

FUNDAMENTACIÓN

La Iglesia al proclamar el Evangelio raíz profunda de los derechos humanos, no se arroga una tarea ajena a su misión, sino, por el contrario, obedece al mandato de Jesucristo al hacer de la ayuda al necesitado una exigencia esencial de misión evangelizadora.

 

ARRIBA